Ministerio Mujer Victoriosa

Alentando las mujeres para el ministerio y en el ministerio

El Respeto parte 2

El hombre necesita que la mujer reconozca su valor.  El necesita una mujer que lo aprecie continuamente, que aprecie el trabajo que hace, el talento que tiene y el conocimiento que tiene.


Yo entendió que después de la luna de miel parece que todo ha cambiado.  Estas viendo cosas del que nunca has visto y te molestan pero él sigue siendo el mismo hombre del cual te enamoraste.  El todavía necesita que tú lo valores.  Tenemos que aprender a pasar por alto las debilidades y acentuar sus áreas fuertes.  ¿Te imaginas?  Si la gente alrededor de ti no ven tus áreas fuertes y tus habilidades y todo lo que hacen es criticarte.  ¿Cómo te sentirías?  Nuestras palabras pueden hacer daño.  Cuando tu eres valorada, cuando reconocen tu valor y tus talentos y todo a tu alrededor es positivo es como si te hubieran dado una explosión de energía para lograr lo que tienes que hacer.  Así es que se siente nuestros esposos cuando le das el respeto que él se merece y lo valorizas. 

 Sin respeto:


1.  Los hombres son menos propensos a desarrollar todo su potencial.


Si el hombre ve que él nunca podrá agradarte aunque el trate.  Él se dará por vencido y comenzara a desconectarse de la familia y el matrimonio.  La falta de respeto le roba la energía y la  determinación para cambiar.  Si deseas lograr un cambio en tu marido que le permitirá alcanzar el éxito tú debes comenzar la tarea de respetar a tu esposo.  Al recibir el respeto, él se convertirá en el hombre que tu sabes que él puede ser.


 2.  El hombre se siente vacio y sin gozo.


Hay hombres que sufren calladamente por heridas profundas de su niñez.  Sufren por que su padre nunca lo valorizo.  La bendición y el respeto de un padre tienen un efecto positivo en su hijo.  El hombre que no sabe lo que su padre piensa de él, está emocionalmente paralizado. 


La segunda herida del hombre es la herida que causa la mujer (su esposa).  Esto es algo no fácilmente notado, pero el hombre necesita que su esposa lo admire y que lo valorice lo que él hace.  Él quiere que su esposa valorice su persona, sus habilidades y sus sacrificios.


Hay hombres que esperan toda su vida queriendo oír esto de sus esposas.  El hombre necesita oír que él ha hecho un buen trabajo.  Es triste decirlo pero muchos hombres reciben el respeto y la valorización que buscan toda su vida cuando mueren.  El hombre necesita ver el respeto que tú como esposa le tienes en tus ojos, cuando le hablas, en la manera que vistes y en tu actitud.


 3. Se sienten que han fracasado y el miedos más grandes del hombre es el de fracasar. 


Los hombres temen el fracaso, cuando fracasan se vuelven irracionales y tienen arrebatos emocionales.  Tú como esposa tienes que dejarle saber el valor que él tiene para ti y para la familia.  Muchas esposas tienen expectativas poco realistas de sus maridos.


Si quieres mejorar tu relación con tu esposo, tienes que comenzar a valorizarlo y decirle que mucho lo aprecies y alabar sus buenos hechos.  Muchas dirán ¿Hermana tu nos conoces a mi esposo? y hay cosas que me molestan de mi esposo.  Yo les quiero decir que solo hay una manera de tratar con esa situación y cambiar lo que te molesta. 


¿Cuál es la estrategia?  Tienes que orar y entregarle a Dios tu esposo.  Tu no lo puedes cambiar tienes que soltar el control que tienes sobre tu esposo y entregárselo totalmente a Dios.


Dios es el único que podrá obrar en su vida.  Para que pienses: Si Dios estaba dispuesto a pagar por tus pecados, ver tu valor y llamarte al ministerio, entonces ¿Quién eres tú para traer constantemente a la luz las deficiencias de su esposo?  Si Dios pudo ver el valor en ti, pídele que te abra los ojos para que puedas ver en tu esposo lo que Dios puede ver en él.


 Un ejercicio matrimonial


1.  Escriba 5 cosas que tu esposo hace bien.

2.  Alábale una de estas cosas cada día.

3.  Escríbele una nota, tarjeta o email esta semana, expresando tu  

     aprecio a él sobre sus talentos y habilidades.

 

Por favor déjenme saber los resultados del ejercicio haga clic aquí.


   Dios le bendiga