Ministerio Mujer Victoriosa

Alentando las mujeres para el ministerio y en el ministerio

La primera característica como líder que debemos evitar es:
 
      LA DIVA

 

¨Para esta mujer, el ministerio tiene que ver todo con ella. Ella es la estrella. Seguro que empezó con una verdadera pasión por Dios, pero su mensaje de hoy no se define por su vida de oración, ella predica el mensaje que le beneficiara.   Esta mujer ha sido engañada por la codicia y el orgullo.

 

Ella sabe cómo moverse en medio de la multitud. Es evidente que hay una fuerte unción en su vida, pero ha sido sutilmente fusionado con una agenda carnal.  Ella puede inspirar a la gente para el éxito y los sorprende con sus propios logros, pero no hay nada en su sermón que los trae al verdadero arrepentimiento o quebrantamiento.  Su mensaje puede ser fuerte, y obtener gritos en el altar.  Pero la gente no se dan cuenta que han sido drogados con una forma espiritual de la cocaína que provoca una alta religiosidad, pero no puede acercarlos a Jesús.

 

La diva es conocida por sus demandas.  Alguien tiene que llevar su Biblia, su botella de agua, su bolso y su teléfono celular abusando de su escudero.  Los que la invitan a predicar en su iglesia pronto aprenden quien es ella " con su alto mantenimiento".  Ella requiere las habitaciones más caras del hotel y las mayores ofrendas que ella recibe con manipulación y torciendo brazos.

 

Sus valores cristianos fueron una vez admirable. Sin embargo, el fuego del Espíritu Santo que ardía en su corazón hace unos años se ha apagado por la codicia y la adicción a la aprobación de la multitud.  Dejó de estudiar la Biblia y ahora se centra más en lo que planea usar en sus conferencias.  Dejó de pasar tiempo en la presencia de Dios y comenzó a anhelar el resplandor de las luces y de estar en la televisión.


 La diva ama una gran entrada o presentación. Ella entra en la reunión tarde y se sale fuera del escenario tan pronto que ella haya terminado su sermón. Ella no se asocia con la gente común o pasa mucho tiempo orando por ellos. Una atmósfera extraña la rodea: Una mezcla de dones irrevocables del Espíritu Santo y un aura inquietante de su propia importancia.  Sólo aquellos que están discerniendo pueden reconocer la diferencia.


Si queremos saber cómo debes comportarte como un líder hay que volver a la Biblia y ver el ejemplo que nos dio Jesús.  El claramente nos enseñas que un líder es un siervo, uno que sirve y no comportarse como la diva que busca que le sirvan.  No solamente lo busca pero ella lo demanda y se enoja si no lo hacen.  El orgullo puede hacerte perder tu unción y tu ministerio me explico, cuando las iglesias se den cuenta de tu actitud (carácter) y cuando oigan tus mensajes vacios se cerraran las puertas de muchas iglesias para ti.  Comenzando hoy hágase un auto-examen de su carácter, sea sincera con Dios y entrégaselo a Él y verás lo que Dios comenzara hacer contigo. 


Six Women Leaders to Avoid Thursday, 22 July 2010 02:15 PM EDT J. Lee Grady